Reino Unido – 2009

Reino Unido – 2009

De Castellón al Reino Unido

Ya hacía tiempo que deseábamos viajar Escocia, este verano hemos tenido la gran oportunidad, y aprovechando su ubicación geográfica en el norte del Reino Unido, visitaremos Inglaterra.

  • Viajantes: Constan, Geo y Adri.
  • Vehículo: VW T5 California

Salida con 52918 km

Llegada con 60250 km

Total recorrido 7332 km

 

CRÓNICA

Día 1 (15 de Agosto) Castellón – Toulouse (640Km)
Por la mañana, a las 11:30 AM, sin prisa nos decidimos a salir de Castellón. Pero a última hora decidimos cambiar la ruta, teniendo en cuenta el trafico por las carreteras principales, acabamos por salir de España atravesando los Pirineos por Vielha, y con esa idea pasando Toulouse, dormimos cerca de un AAC, después de redactar nuestro primer día, que por cierto, no pudimos disfrutar bien la noche por culpa de unos mosquitos y el calor.

reinounido-agosto200928829

 

Día 2 (16 de Agosto) Toulouse- Calais (965 Km)
De buena mañana y buen tiempo, a las 9:30 AM, salimos del área de caravaning. Nuestro objetivo, Calais, para hacer noche justo en parking del muelle del ferri. Vimos unos paisajes preciosos, durante todo el camino, pasando por Limoges, Chatearoux y Orleans. Pasando por Paris vimos la Torre Eiffel a lo lejos. Muchos km para un sólo día, además todo una rutina, pero teníamos que llegar por la noche a Calais ya que al día siguiente a las 7 de la mañana teníamos que estar en el muelle. Pero todo perfecto, llegamos con tiempo de sobra y dimos una vuelta por la playa de Calais, viendo el anochecer y las preciosas casitas que tiene la zona. Un cambio flipante de la noche anterior, de un calor asfixiante durmiendo en bolas, a utilizar esta noche la manta y el edredón.

 

Día 3 (17 de Agosto) Calais – Dover – Canterbury – Cambridge (205Km)
Nuestro primer día novedoso. Nos despertamos, el día estaba un poco feo y gris a las 7 de la mañana. Nos preparamos y cogimos el ferri, un lujo por dentro, y unas vistas preciosas, por ejemplo, los acantilados blancos de Dover.

Al llegar con el ferri, el desembarque perfecto, pero nos recorrían nervios por la forma de conducir de Inglaterra. Pero nos acostumbramos rápido. Nada más llegar, seguimos rumbo a Canterburry, es una ciudad no muy grande pero muy limpia con unas casas típicas que nos gustaron mucho.

La ciudad tiene una catedral, pero estaba en obras y por lo que vimos desde fuera de las murallas, está bastante guapa.
De ahí salimos hacia Cambridge, al llegar nos instalamos en un camping impresionante, simple pero precioso, donde nos acompañaron conejos y ardillas y una llanura plagada de césped, luego cogimos el bus al centro de la ciudad principalmente para ver la Universidad King’s Collage pero entre semana no se puede visitar, solamente los weekends, así que vimos algunas otras Universidades y el Reloj Saltamontes. Luego estuvimos un rato por la ciudad hasta volver al camping a cenar.


Día 4 (18 de Agosto) Cambridge – Durham – Newcastle – Hadrianus Wall – Rochester (502 Km) – Pernocta en Rochester
Esa mañana hacia un sol guapísimo, a lo mediterráneo. Cogimos la furgo y tiramos para Durham, un sitio bastante turístico. Durhman tiene una catedral espectacular, la entrada es gratuita y ves algo maravilloso comparado con otras catedrales más grandes, conocidas y de pago.

Luego dimos una vuelta por la ciudad y fuimos a Newcastle, un poco más al norte de Durham, tiene unos puentes grandes y bonitos. Hay muchísima gente por la ciudad, y todo el mundo viste muy elegante.
Cuando se terminó nuestro tiempo de parking de pago, decidimos ir a ver “Hadrian’s Wall”, el muro de Adriano. Este muro separaba, hace siglos, Escocia de Inglaterra. Esta zona de Inglaterra está llena de ovejas y el aire es muy fresco y huele a vegetación.

De camino hacia Melrose, encontramos un sitio así para Pernoctar, y aquí estamos, hemos cenado y buenas noches, hasta mañana, los lunnies y los niños se van a la cama.

 

Día 5 (19 de Agosto) Rochester – Jedburgh – Melrose – Roslin – Edinburgh – Shotts (175,1 Km)
Esa noche, hizo mucho frío y el cielo estaba nublado, nada más desayunar pusimos rumbo a Melrose. Por el camino, nos vino de paso Jedburgh, un sitio muy acogedor, y vimos muchos estudiantes en uniforme, como en las películas americanas. Tiene una Abadía, no muy grande, pero bastante bien. Luego seguimos hacia Melorse, allí compramos un pase para poder entrar gratis a muchos sitios de Escocia y luego vimos la Abadía de allí, que impresiona mucho. Lleno de tumbas y de césped y la enorme ruina de la catedral.

Luego fuimos a ver en Roslin una Capilla, que vimos en un documental, era algo interesante, porque es el sitio donde se han visto más Ovnis de todo el planeta. También impresiona, sobre todo el trabajo incluido en la capilla.

Cerca de allí, Edimburgo, y ya sabréis, impresionante Capital, tiene una enorme cantidad de edificios preciosos, el Castillo está bien y de allí se puede ver toda la ciudad. Por la noche la ciudad es preciosa, y cuando nos íbamos a ir, un avión de guerra, con unos reactores impresionantes nos sorprendió y asusto, el ruido que hizo fue como de mil relámpagos en uno. Nos dio la sensación que ese avión, pertenecía al famoso espectáculo mundial “Military Tattoo” que sucedía en ese mismo instante cerca nuestro.
Luego ya tirando para Glasgow, paramos en Hawdhorn, cerca de Shotts, para dormir en un parking gratuito de una gasolinera.

 

Día 6 (20 de Agosto) Shotts – Glasgow – Stirling – St. Andrews – Bridge of Callys (244,9 Km)
Nos despertamos lloviendo, recogimos toda la camper y fuimos de camino hacia Glasgow.

Es una ciudad con algunos edificios que impresionan, y la catedral, si, bastante bien. Pero la ciudad no nos impresionó tanto como esperábamos. Nos gustó verla, es decir, no nos arrepentimos y la recomendamos a quien viaje por Escocia. Pero, hay gente que la califica a la altura de Edimburgo, pero no tiene punto de comparación, no es para tanto.
Luego fuimos Stirling, vimos el castillo donde estuvo el famoso William Walace que luchó para conseguir la libertad de Escocia, y eso si, ese castillo si que nos gustó mucho. Estaba muy bien cuidado, lleno de césped y el museo lleno de objetos peculiares. De ahí, con algo de prisa fuimos ido a St. Andrews, a ver las famosas ruinas de la catedral, cerraban a las 5:30 y justo a tiempo para verla, todo bien, pero el castillo estaba cerrado desde las 5, y no pudimos verlo… aunque desde fuera lo inspeccionamos casi todo.

Luego haciendo camino para el norte, paramos en un camping donde éramos los únicos con camper, solo había cabañas y caravanas estacionadas tipo vivienda. Nos duchamos y disfrutamos del camping.

 

Día 7 (21 de Agosto) Bridge of Callys – Braemar – Castillo Balmoral – Bellabeg (87,7 Km)
Este día ha sido tranquilo, nos despertamos y fuimos hacia el Castillo Balmoral, de camino, paramos en Braemar, después de ver un poco el lugar comimos unos Chips con Cheese, muy buenos. El paisaje muy bonito, al llegar al Castillo y pagar el parking, nos informaron que el castillo no se podía visitar porque la reina estaba dentro disfrutando de sus vacaciones. Nada, volvimos a subir al coche y fuimos a Bellabeg. Al día siguiente había fiestas en Bellabeg “Highland Lonach”, el único en el mundo de su tipo, y deseábamos ver a los escoceses vestidos con sus faldas bailando y haciendo juegos típicos de allí. Como nos aburríamos un poco en el AAC, dimos una vuelta por el pueblo y a dormir que al día siguiente había fiesta.

Día 8 (22 de Agosto) Bellabeg – Cardhu – Fort George (114,2 Km)
Mientras nos arreglábamos nos ha sorprendido cientos de escoceses vestidos con sus trajes especiales, tocando y desfilando al lado de nuestra furgo.
Nos dimos prisa y fuimos a la fiesta que esperábamos. Jugaron a juegos parecidos a los Olímpicos pero con faldas. Algunos borrachos como cubas reían mientras bebían. Compramos una faldita para “papa” y pasó el día en falda y calcetines escoceses. Al tocar, ellos no sólo eran un espectáculo auditivo, también era un placer verlo. Hacían juegos malabares con las baritas mientras tocan.
Después de comer y dar unas vueltecitas, fuimos a la destilería de Whisky Cardhu, y nos decidimos a hacer un tour para ver como hacen el whisky y fue bastante interesante. Al salir de ella vimos unas vacas originales de allí, las que tienen mucho pelo.

Y ya para Fort George, que es un fuerte militar activo con museo, se puede visitar y tiene una colección de armas historial. Al lado tiene un furgoperfecto, y allí aparcamos, torradita y a dormir.

Día 9 (23 de Agosto) Fort George – Iverness – Lago Ness – Ullapool – Polbain(198,6 Km)
Después de una noche súper tranquila nos levantamos a las 9:00 ya que estábamos delante del Fort George y la visita empezó a las 9:30. Entramos a visitarlo y la verdad es que nos sorprendió muchísimo lo bien que estaba conservado y la construcción tan estratégica. Estuvimos unas tres horas y media para verlo con audio guía y la verdad es que lo recomendamos 100%. Después salimos a ver Inverness. Una ciudad muy bonita con un río que la atraviesa, unas calles muy limpias y llenas de flores. Comimos en una pizzería italiana y luego shopping un rato. Más tarde, pasamos por el Lago Ness, vimos unas ruinas y el lago, y ya decidimos salir hacia Ullapool para probar los famosos Fish & Chips ya que era la hora de la merienda. A continuación decidimos ver la carretera que para nosotros la más bonita hasta ahora, Ullapool- Polbain. Disfrutado de unos 30 km hasta Polbain de unos paisajes nunca vistos por nuestros ojos.

Allí encontramos un sitio para dormir que también se puede decir que el mejor hasta el momento. Cuando estábamos levantando techo se ve que le dimos envidia a unos Londinenses con autocaravana que nos pidieron permiso para pernoctar al lado nuestro.
Por cierto, hoy llegamos al punto más septentrional de todo nuestro viaje. Ahora ya volvíamos hacia abajo. Coord: N: 58º 03. 815’ – W: 5º 19. 918’.

Día 10 (24 de Agosto) Polbain – Invernewe Garden – (Isla Skye) Kylerhea – Breakish (229,6 Km + 120 Km extra)
Un gran día. Nos levantamos por la mañana, y el cielo estaba despejado, aunque pronto cambio, teníamos el día por delante. Salimos hacia el jardín de Invernewe, que fue precioso, muchas plantas de todo tipo, aunque nos esperábamos algo mejor. Después salimos hacia la Isla Skye, para comer paramos un en parking con unas vistas preciosas, luego seguimos el camino y cuando llevábamos 59 Km hechos, nos dimos cuenta que la cámara digital se nos había olvidado en el parking. Volvemos sabiendo que no la íbamos a encontrar, y acertamos, ya no estaba allí. Bueno, intentamos no darle importancia y seguir el viaje sin molestias. Al fin llegamos a Skye, y vamos a ver las focas en Kylerhea, pero una nueva aventura nos estaba esperando. Salimos del coche para preguntar dónde ver las focas y nutrias, y miles de mosquitos diminutos nos acorralaron e impactaron contra nuestra cara y cuerpo, hasta entrar en la boca. Salimos como pudimos de ahí, con risas y rascadas y buscamos en Breakish un sitio para dormir, donde decían que te levantas con las vacas cerca del coche.

Día 11 (25 de Agosto) (Isla Skye) Breakish – Portree – Staffin – Uig – Fort William (288,8 Km)
Por la mañana, nos despertamos y lo primero que hicimos fue salir de la furgo a ver si se había movido de sitio, una noche de viento mortal. Había mucho ruido porque el viento movía la tela de la furgo. Bueno, fuera sí que estaban las vacas. Luego fuimos hacia Portree para comprar una cámara digital, pero no había nada bueno.
Vimos las casas del pueblo que había y tiramos hacia Staffin a ver Kild Rock, muy bonito, unos acantilados con una cascada que sale al mar, muy bonito, pero llovía mucho. El camino seguía dando toda la vuelta pasando por Uig para ver la cervecería y volver hacia Portree. Luego ya, pensamos en ir en ferri hasta Mallaig o volver por el mismo camino para ir hasta Fort William, y elegimos la segunda, volver por el puente. Luego hasta Fort William, unos paisajes hermosos, estaba todo húmedo de la lluvia y lleno de cascadas. Al fin llegamos y dimos una vuelta por ahí antes de cenar y dormir. Deseábamos una noche sin viento.

 

 

Día 12 (26 de Agosto) Fort William – Viaducto de Glenfinnan – Iverness – Bellachulish (282,9 Km)
Una buena noche, aunque el cielo por la mañana estaba gris. Fuimos en busca de una cámara digital, preguntamos en el camping y nos llevaron hasta una tienda del centro de Fort William, ahí nos dijeron que la cámara que buscamos no la tenían pero que a lo mejor la podíamos encontrar en Argos, una tienda que vende de todo, muy grande. En Argos preguntamos, y nos dijeron que no la tenían, que les queda una en otro Argos de Iverness. Esto quiere decir, 107 km de ida y otros 107 de vuelta. Aunque el tiempo había cambiado y hacía sol.
Todo el día, fue eso, el viaje de ida, comprar la supercámara réflex y volver. A la vuelta fuimos a Bellachulish. Y de camino pasamos otra vez por el Lago Ness, hicimos, esta vez sí, unas con la nueva cámara. Luego pasamos por unas esclusas, y ahí comimos fish & chips. Y nada, ahí ni viento ni lluvia, lo necesitábamos.

 

 

Día 13 (27 de Agosto) Bellachulish – Glencoe – Parque Trossach (Reina Elisabeth) – Pasando Carlisle (Área Servicio) (341,9 Km)
Nos despertamos y fuimos directamente a un intento de ruta, un rato y el cielo cubierto de negro nos avisaba que quería mojarnos, así que dimos media vuelta y volvimos al coche.
Fuimos a Glencoe y allí, todo era muy bonito, un valle en U bañado en césped. Llenamos la cámara de fotos, y Papá quería hacer la ruta que había en Glencoe pero el resto no, así que gana la democracia.
Seguimos con el coche, y vimos algunos paisajes bastante bonitos, pero sin salir mucho rato del coche… llovía a mares, vamos, un día de pena. Pasando por el Parque de la Reina Elisabeth, y era como hacer una ruta de senderismo pero en coche. El día se había convertido en noche, aunque eran las 7 de la tarde, pero llovía muchísimo.

Condujimos durante unas horas y a las 22:00 paramos en un área de servicio en la autopista, y preparamos la furgo para cenar y dormir, esperando un día diferente.

Día 14 (28 de Agosto) Pasando Carlisle (Área Servicio) – Castlerigg Stone Circle – Chester – Birmingham (370,0 Km)
Una noche terrible, el área de servicio y la zona en la que dormimos estaba al lado de la autopista, donde cada 5 segundos pasaba un camión. Durante la noche, como Adri “dormía” arriba, no pudo dormir en toda la noche. Solo mamá durmió mejor, el resto solo algún cerrar de ojos.
Bueno, deseando ver el sol fuimos a ver Castlerigg Stone Circles, que son unos pedruscos colocados en forma circular, que tienen muchos años, más que Stonehenge, pero no son tan famosas, por el tamaño y la forma en la que están colocados.
Los vemos, y vamos hacia Chester, un lugar maravilloso. Por el camino nos encontramos con el sol y nos alegramos, que compensaba con la depresión de intentar buscar un camping y no encontrar, que si uno está full, que si otro no acepta que durmamos solo una noche, y más cosas… al final decidimos ver Chester y tirar hacia Birmingham y de paso pillar un camping, y allí en Birmingham encontramos uno, pero el más caro hasta el momento, 30 libras la noche y 4 libras cada lavadora y como ya necesitábamos meter dos lavadas, 38 libras.
Pero aquí estamos, hemos pagado lo que debíamos porque no aguantábamos más, ya fresquitos, duchaditos, afeitaditos y a cenar. Y deseando que las vacaciones sigan perfectas, como lo habían hecho hasta ahora.

Día 15 (29 de Agosto) Birmingham – Stratford-Upon-Avon – Oxford – Bibury – Amesbury (255,5 Km)
Hacía tiempo que no dormíamos tan bien. El camping era muy silencioso, ni llovió ni hizo viento. Nos despertamos y el sol iluminaba todo el camping verde que nos rodeaba.
Disfrutamos hasta las 11:00 del camping y pusimos rumbo hacia Stratford-Upon-Avon, el pueblo de Shakespeare. Es un pueblo humilde, con un hermoso parque por el que pasa Avon, un río que decora la ciudad.
Había mucha gente allí, ya que era Sábado. Preguntamos en información y descubrimos donde se hallaba su casa, la de su hija y un jardín en el que se inspiraba para escribir.
Lo visitamos todo, aunque nos perdimos un poco con el mapa y no vimos la casa de su hija. Luego compramos algunos regalos y nos fuimos hacia Oxford. Llegamos a las 6 y todas las universidades estaban cerradas, Oxford nos pareció mucho más rico que Cambridge en universidades, pero nos gusto más Cambridge. Más limpio, más juventud y más sonrisas en la caras.

Después de unas horas fuimos a Bibury, el pueblo considerado el más hermoso del Reino Unido. La verdad es que era precioso, un pueblo donde todas las casas estaban hechas de piedra con pizarra, sus paredes cubiertas de vegetación y un río muy tranquilo lleno de patos y plantas pasaba por en medio del pueblo.
Después de ver todo el pueblo, decidimos ir hacía Salisbury, para ver Stonehenge, y paramos a dormir en un parking privado de un taller, un sitio tranquilo y perfecto para pernoctar, a 12 km de Stonehenge.

Día 16 (30 de Agosto) Amesbury – Stonehenge – Londres – Calais (277,7 Km)
Sinceramente, un gran día. El día empezó viendo Stonehenge. Nosotros leímos en un relato de otros foreros, que vieron Stonehenge desde la valla, y nos pareció una tontería. Pero después de todo el viaje, que nos cobrasen 26€ para ver las rocas, desde una distancia un poco más corta que desde la valla. Así que como casi todos, hemos visto las rocas desde fuera.
Luego ya fuimos a Londres, se suponía que nos íbamos a reventar a caminar, pero fue mortal. Desde una punta de Londres, fuimos en dirección contraria hacia el centro, y cuando nos dimos cuenta estábamos lejos. A volver, vimos Tower Bridge, y de camino vimos un restaurante que nos pareció bastante bien, en precio y comida. Luego fuimos a ver London Eye y Big Ben, lo visitamos todo, y luego volvimos al restaurante de Tower Bridge, aunque Adri se quejaba durante toda la vuelta. Comimos agusto, y luego la vuelta hacia el coche, la hicimos por la noche y parecía una ciudad muy diferente. Al llegar, pusimos dirección Dover… por el camino hacia Dover, pensamos que como teníamos que esperar por ahí, que pase el tiempo, hasta el día 1 por la noche para salir con el ferri, podríamos intentar ver si por un precio razonable podíamos salir ya. Fuimos y por 60 libras, pasamos a Calais. Paramos en el mismo parking donde dormimos al iniciar el viaje, y nos acostamos a las 4 de la madrugada.

 

Día 17 (31 de Agosto) Calais – Blonville-sur-Mer – Villars-en-pons (899,0 Km)
Después de un largo día, nos despertamos acalorados por la diferencia de clima y decidimos marchar hacia Normandía. Íbamos a coger un camping, pero paramos en un área de servicio, nos duchamos y comimos allí patatas con una tortilla asquerosa, hecha con polvillos. Llegamos a las 5 a Normandía, vimos algunos pueblos y nos acercamos a la playa. Pero estábamos reventados del viaje, y cansados de visitar. Así que nos pusimos de acuerdo, y pusimos en el GPS, “Casa”. Y ya tiramos para allá. Paramos en Villars-en-pons, en un área de servicio con AAC pernocta. Y nos fuimos a dormir, esperábamos poder llegar a casa al día siguiente.
Día 18 (1 de Septiembre) Villars-en-pons – Castellón (855,0 Km)
La noche anterior, nos acostamos pronto, y ya notábamos el calor del sur. No pusimos la funda al techo, como todos las noches en el Reino Unido. Pero cuando ya estábamos soñando con los angelitos empezó a llover y Adri despertó a todo el mundo para poner la funda.
Bueno, nos levantamos rumbo a Castellón durante todo el día, pasando por Navarra, Zaragoza y Teruel.

Los comentarios están cerrados